fbpx
La comunicación de la marca personal

LA COMUNICACIÓN DE LA MARCA PERSONAL

La comunicación de la marca personal

En este artículo te hablo la importancia de la comunicación para una marca personal. Porque, créeme, si no comunicas, da igual lo que hagas, no existes.

Los pilares de la marca personal son:

  • AUTOCONOCIMIENTO

En esta etapa, te toca identificar en qué te diferencias del resto de profesionales de tu sector.

  • ESTRATEGIA DE NEGOCIO

O cómo monetizar tu marca personal. Necesitas redactar tu propuesta de valor, escoger tu nicho y perfilar tu cliente ideal.

  • PROMOCIÓN

Una vez que has identificado tu diferencia y que has concretado tu propuesta de valor, llega el momento de pasar a la acción, implementar todo lo trabajado en tu marca y empezar a comunicar.

La comunicación es una parte de la promoción, no la única, pero sí la que trataré en este artículo.

 

Los 3 ingredientes que deberían impregnar tu comunicación como marca personal 

 

1️⃣ Claridad

Esta va a existir cuando haya un equilibrio entre la razón (contexto) y la emoción (conexión).

 

2️⃣ Intención

Una comunicación con intención va a influir en el comportamiento de tu potencial cliente.

Esta intención constituye la base de la comunicación estratégica de tu marca.

Poner intencionalidad en lo que comunicas, tiene que ver con saber qué quieres transmitir y porqué quieres transmitir cada mensaje. No vale dejarlo al azar.

 

3️⃣ Empatía

La empatía es fundamental en las relaciones humanas. No sé si sabrás que si la trabajas y la potencias, dará mucho valor a tu perfil profesional, además de mejorar tu desarrollo profesional.

La empatía, consiste en ponerse en el lugar del otro, comprender su visión sobre el mundo que le rodea, entender su forma de pensar y sentir, sus miedos y sus deseos, respetar su forma de actuar.

Alguien empático, entiende y toma en cuenta otra forma de ver las cosas; está más interesado en el bien conjunto, que en el suyo propio.

Siendo emprendedor o emprendedora, es clave a la hora de tratar tanto con tu potencial cliente como con tu «ya cliente».

Solo si te pones en los zapatos de tus potenciales clientes, podrás construir la comunicación de tu marca de manera estratégica.

La escucha activa es fundamental e implica que:

✔ pongas toda la atención en lo que te cuenta tu potencial cliente

✔ respetes y no le interrumpas

✔ no juzgues

Además de eso, te recomiendo que estés atento a lo que transmite, a su gestualidad e incluso, a su postura; todo ello te va a dar una información muy valiosa acerca de tu potencial cliente. Sin escucharle no vas a saber qué necesitas decirle.

En la comunicación empática entre una marca y un cliente, las emociones predominantes son ESPERANZA y MIEDO.

La primera va a conectar con esas ganas de actuar del cliente. Se imagina cómo se siente teniendo con la solución a su problema, a eso que le preocupa y le quieta el sueño.

En cuanto a la segunda, el miedo conecta con aquello que le quita el sueño, con sus frustraciones.

Lo ideal es que exista un equilibrio entre el miedo y la esperanza.

 

✔ Creación de contenido

Hasta ahora te he hablado de los pilares de la marca personal y de los factores que tienes que tener en cuenta en la comunicación de tu marca personal.

Yendo a algo mucho más concreto en lo que a comunicación se refiere, voy a hablarte de algo que me apasiona: la creación de contenido.

Llegados a este punto quizás te estés preguntando porqué es necesario crear contenido. Para tener una comunidad entorno a tu marca, así de simple. Y, como consecuencia, vender tus servicios, que para eso tienes un negocio digital.

 

Hay una serie de recomendaciones que debes tener en cuenta cuando hablamos de la creación de contenidos:

 

🔸 La creación de contenidos ahora es parte de tu trabajo

Sí, como lo oyes.

Integra la creación de contenido, la interacción con tu comunidad y la investigación de otros profesionales de tu sector en tu día a día.

 

🔸 Selecciona en qué red social tienes que estar

Fíjate que no hablo de la red en la que quieres estar, sino en la que tienes que estar. ¿Y qué red es esa? Pues aquella en la que esté tu público objetivo.

Y aquí quiero hacer un inciso y es que, a día de hoy, el alcance orgánico que te proporciona LinkedIn, no te lo da ninguna otra red social, a excepción de TikTok.

Sin apenas seguidores, puedes llegar a tener cientos o miles de visualizaciones, algo que no ocurre en redes como Instagram o Facebook que están más que saturadas de creadores de contenido.

De ahí que mi recomendación sea que coloques a LinkedIn como tu canal principal de ventas.

 

🔸 Empieza con una sola red

Una vez que hayas seleccionado esa red principal en la que quieres estar, trabaja en ella a diario, Sí, a diario.

Eso no quiere decir que tengas que subir contenido todos los días, pero sí realizar otras acciones: interactuar en cuentas de otras personas, hacer prospección, enviar mensajes personalizados, conocer todos los entresijos de la misma, etc.

 

🔸 Red complementaria, secundaria o de apoyo

Cuando ya hayas dominado la red principal, comienza a trabajar en una segunda red.

Pese a lo saturado que está Instagram, creo que es una buena red secundaria por la interacción en las stories, siempre que se diseñen de manera estratégica.

 

🔸 Calidad de contenido

Comparte contenido de calidad y original siempre; no escatimes a la hora de compartir conocimiento.

Conseguirás atraer al público al que quieres llegar.

 

🔸 Intencionalidad de cada pieza que publiques

Vuelvo a hablarte de la intención de tu comunicación. Puede ser un contenido que te ayude a generar confianza o a proyectar autoridad.

En cualquier caso, necesitas una mezcla de ambos para conseguir tener CREDIBILIDAD, para fijarte en la mente (y en el «corazón») de tus potenciales clientes como alguien de quien fiarse y que además domina la materia de la que habla.

 

🔸 Formatos

Utiliza aquellos formatos que más te gusten, pero «oblígate» a crear contenido en alguno con el que no te sientas demasiado cómodo.

 

🔸 Los «must-have» comunicativos de tu marca

Independientemente de las redes sociales que elijas, hay dos canales de comunicación que sí o sí deberías incluir en tu comunicación: blog e email marketing.

El blog es tuyo, forma parte de tu casa digital.

Por otro lado, el email marketing te permite estar muy cerca de tu audiencia. Son personas que te han dado su correo electrónico de manera voluntaria, es decir, están muy interesados en leerte.

Mi recomendación es que envíes al menos un email a la semana, para que no pase demasiado tiempo entre un email y otro y para que no se olviden de ti.

Apostarlo todo a las redes sociales es un error que te puede salir demasiado caro; no olvides que son plataformas de terceros, que pueden cerrar, que te pueden eliminar la cuenta, poner la herramienta de pago, etc.

 

🔸 Sé constante

No hay un número mínimo de publicaciones que tengas que hacer a la semana. Si solo puedes empezar por dos, perfecto, pero que cada semana sean esos dos, sin excusa. La constancia en redes sociales, como en otros ámbitos de la vida es fundamental.

A medida que puedas ir generando más contenido, aumenta el número de contenidos que compartes.

 

🔸 Sé paciente

Emprender es un camino de largo recorrido, no un sprint.

Esto, que lo sabes de sobra, aplícalo a tu trabajo en las redes sociales, porque vas a tardar meses en conseguir resultados.

 

Como ves, hay muchas cosas a tener en cuenta a la hora de comunicar tu marca. Por eso, para que puedas seguir profundizar en el tema, te invito a que te suscribas a mi newsletter semanal «Marca en LinkedIn», en la que hablo de marca personal y LinkedIn:

 

 

Ponte en contacto conmigo si te quedan dudas o quieres llegar más rápido a tus metas con tu marca personal: