fbpx
Reinvención profesional emprendiendo: Agustín Bernia

ME REINVENTO, LUEGO EMPRENDO: AGUSTÍN BERNIA

ME REINVENTO, LUEGO EMPRENDO

«Me reinvento, luego emprendo», es un rinconcito para ti, en mi web, que es tu casa.

Para que cuentes tu camino de reinvención profesional, emprendiendo.

Pero también, es tu espacio, si buscas inspiración en las historias de otros.

Porque emprender es una aventura maravillosa, pero aún lo es más, si lo haces en compañía.

Agustín Bernia, formador y coach financiero.

Agustín Bernia, formador y coach financiero.

AGUSTÍN BERNIA, formador y coach financiero.

Hoy te presento a Agustín, padre de una preciosidad de 2 años.

Este valenciano, que estudió ADE en Valencia, vive en Alzira, un pueblo a unos 45 km de la capital.

Es un hombre apasionado por las finanzas, el fitness, la música y pasear por la orilla del mar.

De hecho, el mar le da mucha paz y reconoce que sus mejores ideas han surgido paseando junto a él.

En nuestra charla, Agustín repasa su trayectoria profesional y nos cuenta cuál fue el punto de inflexión para decidirse a emprender.

Agustín transmite un mensaje claro: pregúntate, antes de lanzarte a emprender, si tu proyecto te apasiona y te realiza como persona y si aportarás valor a la sociedad. Párate y piensa bien cuales serían esas razones de peso para ti porque emprender no es un camino de rosas y en los momentos duros, saber bien cuáles son tus razones de peso, será lo único que te de el empujón para seguir adelante.

Espero que, como a mí, te llegue y te inspire.

 

1. Agustín, cuéntame quién eres, cómo te defines.

Soy Agustín Bernia, un valenciano apasionado de las finanzas, el fitness, la música y de recargar las pilas paseando junto al mar.

Me defino como una persona de mente inquieta y curiosa por naturaleza, apasionado con lo que hace, creativo, alegre e introvertido, aunque mis clientes no me crean cuando se lo digo.

 

Agustín Bernia, formador y coach financiero.

Agustín Bernia, formador y coach financiero.

2. Me gustaría que me hablases de tu trayectoria y de cómo has llegado hasta aquí, cómo ha sido tu proceso de reinvención y a qué te dedicas en la actualidad.

Long time ago… había un chico al que, desde pequeño, le apasionaba el mundo de las finanzas.

Como la mayoría de los de mi edad, estudié, estudié y estudié para finalmente, en mi caso, trabajar como asesor financiero.

A los 23 años hice la carrera de ADE en la universidad Católica de Valencia.

Luego, como lo que me apasionaba eran los mercados financieros, al terminar la carrera estudié un máster en mercados financieros en la Fundación de estudios bursátiles y financieros en la bolsa de Valencia y, al finalizar, me certifiqué como asesor financiero por EFPA.

A partir de ahí, feliz de haber conseguido lo que buscaba, comencé mi andadura lejos de los libros y empecé a tener mis primeros encantos y desencantos.

Tuve la suerte de empezar a trabajar para una Empresa de Asesoramiento Financiero (EAF) donde se realizaba un asesoramiento independiente y el cliente era el centro, velando siempre por sus intereses.

Pero no tardé en darme cuenta de dos cosas:

  • Que no todo el gremio de asesores financieros trabajaba igual que nosotros: había asesores que velaban por sus clientes y otros que, al no ser independientes, lo hacían muchas veces por sus objetivos.
  • Que se miraba más por productos e inversión, que por fomentar que los clientes tuvieran unas buenas bases de educación financiera y finanzas personales.

Tiempo más tarde, el proyecto en el que estaba no pudo salir adelante y mi camino en la EAF terminó.

En ese momento no tuve el valor de dar el cambio a mi vida y emprender el proyecto que tenía en mente.

Así que, de vuelta a la búsqueda activa de trabajo, a los pocos meses empecé a trabajar para un banco de inversión, y aunque había visto prácticas no muy buenas por parte de la banca (preferentes, cláusulas suelo…) el puesto me resultó interesante y el grupo de trabajo también.

Pero mi paso por el banco no fue muy largo, nuevo puesto, nueva forma de trabajar pero seguía detectando los mismos problemas en la mayoría de los clientes, una baja educación financiera y falta en algunos casos, de un orden es sus finanzas personales.

Cada vez más convencido que no se podía fomentar la inversión sin procurar unas buenas bases, fui incapaz de cumplir con los objetivos marcados y por tanto, al no ser capaz de aportar el valor que esperaban de mí, como era de esperar, decidieron que no continuara trabajando para ellos.

Así que me encontré, como me dijo mi mujer, “con la patada en el culo que necesitaba”, con un colchón de seguridad, unas ideas muy claras de lo que quería, las ganas de generar un cambio en mi entorno y porqué no, en la sociedad y, con un bebé en camino, o me lanzaba ya, o no lo hacía.

Y así lo hice, decidí dar un vuelco, ahora sí, de 180 grados: emprender mi proyecto personal y aportando mi pequeño grano de arena al cambio de la educación financiera.

Por ello, actualmente, me dedico a enseñar y ayudar a familias y profesionales a mejorar su salud financiera, empezando, como me gusta decir a mí, la casa por los cimientos, finanzas personales, educación financiera y planificación financiera.

 

3. ¿Qué hace exactamente un coach financiero?

Un coach financiero o educador financiero, se centra en corregir lo hábitos negativos con el dinero, trabajar creencias limitantes, dar las herramientas y sistematizar el control de ingresos y gastos, conseguir que aumente la tasa de ahorro, mejorar la relación con el dinero en pareja, con los hijos, encontrar tu propósito de vida y que el dinero y ese propósito vayan de mano, reducir deudas, planificarse objetivos a corto, medio y largo plazo, dar formación básica de educación financiera (alquilar o comprar, diferencia entre tarjeta de crédito o debito, seguros, productos de inversión, activos y pasivos, etc.).

Hace un traje a medida para que el cliente tenga la planificación, los hábitos, herramientas y pensamiento crítico para tomar el control de sus finanzas.

 

4. ¿Eres de los que cree que nos falta mucha educación financiera?

Creo que con mi trayectoria y reinvención queda claro lo que pienso, pero si aun cabe la duda, la respuesta es sí.

Hace mucha, mucha falta. Las últimas estadísticas mostraban que la población española suspendía en conceptos básicos de educación financiera, conceptos que repercuten directamente en nuestro día a día.

Además, cada uno le dará mayor o menor importancia al dinero en su vida, pero lo que es evidente, y es de los pocas cosas donde veo que sucede, es que la falta de control y educación financiera y sobre todo las decisiones o errores que se producen a raíz de ello, tienen la capacidad de afectar de forma significativa a los aspectos no económicos de nuestra vida.

Pueden afectar a nuestra salud física y mental, a nuestras relaciones tanto de pareja como familiares y de amistades o a nuestras ilusiones y proyectos de futuro; por ello creo que hace mucha falta fomentarla y mejorarla.

 

5. Te diriges a los millennials, ¿qué te llevó a elegirlos como potenciales clientes?

Aunque tengo clientes de todas las edades, como millennial que soy también, decidí elegirnos como cliente potencial porque somos y vamos a pasar a ser una generación a la que las crisis le han afectado más desde un punto de vista financiero.

Ingresos comparativamente menores a generaciones anteriores, inseguridad laboral, dificultad para la adquisición de una vivienda, entre otros, son puntos que hacen que sea un tipo de cliente que requiere de una mayor habilidad financiera para poder conseguir sus objetivos.

Comentar también como algo muy positivo que, dentro de mis clientes millennials, la mayoría son mujeres, hecho que me ha parecido y me parece muy bueno porque me da a entender que por fin está habiendo un cambio de mentalidad hacia un enfoque más comprometido con las finanzas por parte de ellas, dejando claro que el tener educación financiera y saber de finanzas es cosa de todos.

 

Agustín Bernia, formador y coach financiero.

Agustín Bernia, formador y coach financiero.

6. Muchas mujeres cuentan que, uno de los principales problemas a la hora de emprender, es la falta de apoyo por parte de su familia, el pretender que se dediquen a profesiones más tradicionales. Sin embargo, en el caso de los hombres, no suele ser así. En tu caso, ¿has tenido ese apoyo familiar?

En este sentido, creo que me uno a la mayoría de casos porque yo tampoco he tenido ningún problema al respecto.

He tenido la suerte que siempre y en todo momento he tenido el apoyo de la gente cercana a mí para llevar a acabo todo aquello que me propusiera.

Desconocía que existía esa diferencia, me ha sorprendido mucho y me parece algo totalmente surrealista porque para mí no debería haber diferencia entre uno u otro.

 

7. Siendo padre de una niña, ¿cómo llevas el tema de la conciliación con tu emprendimiento?

La verdad que no lo llevo tan mal como pensaba en un principio.

Tengo la suerte de que mi mujer y familiares me apoyan mucho y eso hace que puede dedicar horas de forma efectiva. También tengo la suerte de “teletrabajar” siempre y poder organizarme el tiempo bastante bien.

A eso, añadir que soy más búho que alondra y aunque a las 7 am ya estoy en pie, para mí, a partir de las 22:00 pm empieza mi segunda jornada de trabajo del día.

Así que, si unimos esas tres cosas hacen el cóctel perfecto para que pueda estar criando a mi hija y pasar junto a ella el máximo tiempo posible sin que ello perjudique mi emprendimiento.

 

8. ¿Qué es lo que más te gusta de ser emprendedor? ¿Y lo que llevas peor? 

Lo que más me gusta de ser emprendedor es, por una parte, el poder dedicarme a algo que me encanta, poder llevar mi propósito y pasión a cabo y ver el impacto positivo que genera para mí no tiene precio.

Y por otra parte, el poder modularme el tiempo a mis necesidades, también es muy importante porque gracias a ello he podido disfrutar y disfruto de las cosas importantes en mi vida.

¿Y lo que peor llevo? Lo que peor llevo sin duda es el poner límites al tiempo de trabajo. Como en todos los trabajos habrá tareas que nos gustarán más y otras que nos gustarán menos, pero lo peor con diferencia es el poner límites al tiempo porque cuando eres el director de la orquesta siempre hay cosas que hacer y para mí, muchas veces no hay diferencia entre un fin de semana o cualquier día entre semana.

 

Agustín Bernia, formador y coach financiero.

Agustín Bernia, formador y coach financiero.

9. Respecto a la formación, ¿eres más de formación reglada o no reglada?

Creo que ambas se complementan.

Como formador de formación no reglada, (aunque ahí se podría abrir un melón de si la educación financiera debería de ser una formación reglada para que todo el mundo tuviera una formación financiera básica) creo que cumple una función importante.

Y como consumidor que he sido y soy de ambos tipos de formaciones, tanto regladas como no regladas, ambas me aportan valor y creo firmemente que pueden ser perfectamente complementarias.

 

10. Imagino que crees que la formación es uno de los pilares del emprendimiento. ¿Qué otras cosas crees que son fundamentales para tener éxito en un proyecto de emprendimiento? 

En general, hoy en día todas las llamadas habilidades blandas o soft skills creo que son importantes.

La comunicación, trabajo en equipo, liderazgo, manejo del tiempo, toma de decisiones, manejo del estrés, inteligencia emocional y, dentro de esta última, para mí una de las más importantes siendo emprendedor, es la resiliencia.

Y luego como era obvio preguntándomelo a mí, la parte financiera, también es un punto importante, el tener un buen control de las finanzas del negocio.

Algo que he visto que pocos negocios hacen y para mí es importante, es el separar en otra cuenta la parte de los impuestos como por ejemplo el IVA.

Cuántas veces he visto al tener que hacer el pago del IVA, crearse tensiones de tesorería al no haber suficiente liquidez porque se ha utilizado el importe del IVA como si fuera un ingreso.

 

11. Por cierto, ¿qué significa para ti tener éxito en tu negocio?

Muy buena pregunta, cómo definir el éxito de mi negocio, no es una pregunta baladí a la que después de pensar mucho he llegado a la siguiente conclusión.

Yo veo el éxito en el negocio desde dos puntos de vista: el primero, es el crear algo de lo que te puedas sentir orgulloso, ver cómo algo que ha surgido de una idea, con tiempo y mucho esfuerzo está pudiendo ayudar y cambiar la vida a tantas personas para mí es un éxito.

El otro punto de vista, por supuesto, porque también es importante es la parte económica, pero para mí es importante y es un éxito en la medida que el negocio te permite poder llevar a cabo tu proyecto o camino de vida.

 

12. Tienes presencia muy activa en LinkedIn e Instagram. ¿Qué te aportan cada una de ellas? ¿En cual crees que puedes trabajar mejor tu marca personal?

Para mí LinkedIn es mi red de marca personal para un enfoque profesional.

Me explico: es la red que me ofrece mayores oportunidades de hacer networking, sinergias y colaboraciones con otros profesionales de la red, mejora la aparición ante los resultados de búsqueda en Google y mejora la presencia de mi marca al tratarse de una red social más seria y profesional.

Por otra parte, Instagram es una red extremadamente popular, es muy visual que para el contenido que genero encaja muy bien y la interacción por parte de los usuarios es más alta, aporta una mayor cercanía y la comunicación con los clientes es mucho más directa; en caso de usar publicidad, es más económico y el crecimiento de seguidores es más rápido, el ejemplo de ello lo tengo cuando comparo una red con la otra, lo que para una me llevó varios años para la otra han sido meses.

Así que, es difícil elegir cuál de las dos es mejor para mi marca personal; creo que las dos son importantes en conjunto porque ambas se complementan: LinkedIn me aporta notoriedad y profesionalidad e Instagram cercanía y alcance.

 

13. ¿Qué proyectos tienes en marcha o en mente para los próximos meses con tu marca?

Este 2022 se presenta cargado de objetivos y bastante intenso.

Actualmente tengo las mentorías uno a uno y las sesiones grupales de máximo 4 personas, es un formato muy práctico que tanto a mi cliente como a mí nos gusta y que seguiré manteniendo.

Por otra parte, se están cocinando 3 proyectos que me hacen mucha ilusión llevar a cabo y que llevaba mucho tiempo queriendo ponerme con ellos.

El primero es un grupo de Mastermind donde aportarnos todos los integrantes valor, cada uno desde su experiencia y conocimientos; el segundo, es la creación de un pequeño infoproducto sobre educación financiera básica para que cualquier persona sin conocimientos de finanzas pueda adquirir los conocimientos básicos y lo más importante, que le sean útiles para su día a día.

Y el tercero, si todo va bien y no me come el tiempo, vendrá para finales de año, pero ese es secreto aún, así que a todos los que estén interesados en saber de qué se trata, los animo a seguirme en mis redes sociales porque iré lanzando pistas.

 

Agustín Bernia, formador y coach financiero.

Agustín Bernia, formador y coach financiero.

14. Por último, ¿qué les dirías a aquellas personas que están pensando en una reinvención profesional, emprendiendo? ¿Qué consejos les darías?

Le daría el mismo consejo que le digo a mis clientes cuando aparece esta misma situación y es que sigan el siguiente proceso de 5 pasos:

  • ¿Por qué quieres emprender?

Es importante dedicar un tiempo para pararse a pensar qué es lo que le gustaría hacer y cuáles son las razones de por qué quieres dar este paso.

Y este punto es muy importante porque tras la pandemia han cambiado muchas cosas en el mundo laboral.

Argumentos clásicos como, la flexibilidad horaria para poder organizar mi tiempo o la libertad de poder trabajar desde donde quiera simplemente con una conexión y un ordenador ya son una realidad para muchos trabajadores por cuenta ajena con el añadido que a diferencia de un emprendedor estos últimos tienen un horario y sueldo fijo al final de cada mes.

Por ello, antes de pasar al siguiente punto, si realmente no existe una razón de peso mayor, como, por ejemplo, que es un proyecto nuevo que te apasiona y te realiza como persona, aportarás valor a la sociedad, sabes que trabajas mejor sin tener un jefe, será un desarrollo personal y profesional o porqué no, el ganar más dinero ya que como empleado tienes un techo, pero como emprendedor no.

Párate y piensa bien cuales serían esas razones de peso para ti y no lo digo por desanimar a nadie de dar el paso de emprender, pero no es un camino de rosas y en los momentos duros saber bien cuáles son tus razones de peso será lo único que te de el empujón para seguir adelante.

 

  • Experiencia

Tienes experiencia en el sector que vas a entrar, si la respuesta es sí pasa al siguiente punto, si la respuesta es no, empieza aprendiendo del sector donde quieres trabajar.

La mejor forma suele ser trabajando desde dentro para otra empresa o profesional que ya hace lo que tú quieres.

Empápate bien de todo su funcionamiento y problemas. En este punto “no es importante lo que te puedan pagar” (siempre que cubra tus necesidades) buscas coger la máxima experiencia durante un tiempo determinado.

 

  • Liquidez

Tener un colchón que cubra un mínimo de un año de vida.

No hay nada peor para un negocio que la necesidad de querer facturar, porque te hace falta para cubrir tus gastos básicos de vida.

Un emprendimiento ya pone suficiente estrés, como para tener que añadir un extra.

En este sentido el tener un colchón de mínimo un año te dará la tranquilidad mental para que tomes mejores decisiones en tu negocio.

Si lo tienes pasa al siguiente punto; si no lo tienes, mi recomendación es que esperes hasta tenerlo.

 

  • Tiempo y enfoque

Llegamos a un punto importante, para abordar tu emprendimiento. Tienes dos formas una más conservadora y otra más arriesgada:

La más conservadora es empezar tu emprendimiento a la vez que tienes otro trabajo.

La ventaja de empezar de esta forma es que no dejan de entrar ingresos y eso puede proporcionarte una tranquilidad extra sobre todo al principio; por contra, el proceso de creación del emprendimiento es más lento porque no puedes dedicar tantas horas al ser un segundo trabajo.

Por otra parte, el más arriesgado lo llamo “quemar las barcas” y es ir con todo a por el emprendimiento.

La ventaja que tiene es que dispones de todo el tiempo para dedicarlo a la creación del emprendimiento, pero por contra, todo el tiempo que estés sin facturar los gastos van a salir del colchón.

Así que tienes que correr más, porque el colchón cuesta de crear pero baja muy rápido.

 

  • No emplees al principio excesivo tiempo ni recursos en crear algo perfecto

Crea un producto/servicio mínimo viable y con el tiempo puedes ir mejorándolo con la experiencia de los clientes.

Lo importante al principio es validar la idea lo antes posible con el mercado para saber si se ajusta a lo que los clientes demandan.

 

BONUS

 

Conoce un poco más a Agustín, a través de sus recomendaciones:

Libros: La bolsa o la vida – Joe Dominguez y Vicki Robin y El libro negro del emprendedor – Fernando Trias de Bes.

Película: Matrix.

Serie: Lost (Perdidos).

Canal YouTube: Marc Vidal.

 

Dónde puedes encontrar a Agustín:

LinkedIn: Agustín Bernia

Instagram: @agustin.bernia

 

 

Si quieres participar en esta sección de entrevistas y dar visibilidad a tu proyecto, puedes contactar conmigo:

–     escríbeme un privado por LinkedIn.
–     tienes@enerazones.es.

P.D.: para leer más sobre de emprendimiento, redes sociales, etc., sígueme en mis cuentas de LinkedIn, Instagram y Pinterest.

Comparte esta entrada en tus redes sociales