fbpx
Cómo afrontar una reinvención profesional

CÓMO AFRONTAR UNA REINVENCIÓN PROFESIONAL

¿Cómo afrontar una reinvención profesional en la actualidad?

En este artículo, te hablo de cómo afrontar una reinvención profesional, sin desfallecer en el intento.

Supongo que oyes hablar muy a menudo de este tema. Sin ir más lejos, yo misma me he reinventado, pasando de trabajar como ingeniera de instrumentación en una multinacional, a dedicarme a la mentoría y la formación.

Te cuento cómo ha sido mi proceso de reinvención profesional y te doy 10 consejos para que puedas afrontar ese proceso de reinvención con garantías.

 

Esto te interesa si quieres afrontar una reinvención profesional con garantías

Pinéame en tu perfil de Pinterest

Mi proceso de reinvención profesional

Como te decía al inicio del artículo, yo también he pasado por un proceso de reinvención laboral, pasando de trabajar por cuenta ajena en multinacionales a montar mi negocio.

Durante muchos años trabajé como ingeniera de instrumentación en una multinacional, participando en proyectos más que interesantes, de refinerías, plantas de gas, termosolares, etc. de grandes clientes como Cepsa, Repsol, BP, Total,…

Mi proceso de reinvención, me ha llevado a dejar de trabajar por cuenta ajena y a dedicarme a la mentoría y la formación.

Puede parecer un cambio radical en mi trayectoria profesional, pero ni mucho menos: durante mis años como ingeniera, también me dedicaba a mentorizar a compañeros que se incorporaban a a la empresa y a impartir formaciones.

Ahora, en lugar de dedicar una pequeña parte de mi jornada laboral a ello, lo hago a tiempo completo.

Por otra parte, desde mi época en el colegio en Orense, escribía y escribía.

Me encantaba pasarme las tardes de domingo de lluvia, que antes allí eran muchas, escribiendo (ains, ya sabes, el maldito cambio climático). Qué maravilla era escuchar el ruido de la lluvia en los cristales y ver resbalar las gotas de agua por ellos.

Te cuento que llegué a presentarme a unos cuantos concursos y certámenes literarios y que, incluso, llegué a ganar alguno.

Pero la edad, la vida, el ritmo de vida más bien, me llevó a ir enterrando esa pasión poco a poco.

A finales de agosto de 2020, me despidieron en un ERE brutal. Tras unas semanas de asimilar la nueva situación, todo aquello volvió a surgir: recordé lo que me gustaba escribir, imaginar, pensar, crear,…

¿Hubiera sido mejor no haber olvidado todo aquello que me apasionaba? Está claro que sí. Pero lo cierto es que ya no tiene solución.

Por eso me siento afortunada de haberlo recuperado, aunque haya sido a golpe de dura, muy dura realidad.

Te preguntarás que porqué te cuento esto, ¿verdad? Pues para explicarte mi punto de vista sobre la reinvención profesional.

No creo que consista en dejar de ser ingeniera (como en mi caso), abogada, dentista, consultor, analista, etc. marcharte de la ciudad e irte a vivir al campo y montar una casa rural.

Que en algunos casos sea así, no lo dudo, pero siendo realistas, ese proceso de reinvención es mucho más complejo.

Por cierto, no te he contado que estoy a punto de cumplir *48 años; quizás es por eso me cada vez que se plantean tanto la reinvención profesional como el emprendimiento, como solución a los males del desempleo para los mayores de 40-45 años, pienso que ni todos quieren, ni todos pueden hacer ninguna de las dos cosas.

 

*en el momento de publicar el artículo: 31 de marzo de 2022.

Si tú eres de los que puede y quiere reinventarse profesionalmente, te cuento qué te puede ayudar

Quizás tú sí que eres de los que quiere reinventarse emprendiendo. Por eso, me gustaría compartir contigo 10 consejos para afrontar tu reinvención profesional y hacerlo con ciertas garantías.

Están basados en mi experiencia, no solo por haberme reinventado y por el tiempo que llevo como emprendedora, sino por el estudio del mercado de trabajo actual y de las tendencias de empleo.

 

10 consejos para que tu reinvención profesional sea exitosa

¿Te ha gustado el artículo? Compárteme en Pinterest

1️⃣ Fíjate objetivos

Como en otras cosas de la vida, fijarse objetivos, resulta más que necesario cuando decides reinventarte profesionalmente y hacerlo a través de un emprendimiento.

Esos objetivos pueden ser de tipo económico, formativo, de plazos, etc.

Pero sobre todo, tienen que ser SMART:

S: específico (S de specific) y preciso, que quede claro qué es lo que quieres conseguir.

M: medible, para saber si estamos consiguiendo alcanzar esos objetivos o no.

A: alcanzable, es decir, tienes que marcarte unos objetivos realistas; en caso contrario, pueden llevarte a la frustración.

R: relevante, en el sentido de tener importancia para ti y el proceso.

T: tiempo determinado para cumplir esos objetivos.

 

2️⃣  Recuerda lo que te apasionaba y lo que se te da bien

Quizás, como en mi caso, en la niñez, la adolescencia o la juventud, tenías pasión por realizar ciertas tareas y, además, se te daba bien hacerlas.

Te he contado que yo escribía mucho, casi a a diario, a veces incluso en alguna clase en la que me estuviera aburriendo.

Con mi emprendimiento y, después de muchos años sin hacerlo, retomé mi pasión por la escritura.

No me dedico a escribir libros (¡aunque todo se andará!), pero me ayuda enormemente a la hora de comunicar en mis redes o de trabajar en mi blog, como el caso del artículo que estás leyendo ahora.

Así que, piensa, ¿qué te gustaba y, además se te daba bien?

 

3️⃣  Busca en qué te diferencias, qué puedes aportar que no estén aportando el resto

Para encontrar ese elemento diferenciador, pues comenzar a hacerte preguntas como:

  • ¿qué te gusta hacer?
  • ¿cómo te defines?
  • ¿qué te motiva a emprender?
  • ¿cómo surgió la idea de tu emprendimiento?
  • ¿Tienes alguna experiencia emprendiendo?
  • ¿En qué consiste tu proyecto?
  • ¿Qué objetivo tienes con ese proyecto?

Además, puedes analizar tus habilidades blandas. Son aquellas habilidades personales e interpersonales, sociales, de comunicación, etc., es decir, aquellas que te ayudan a comunicarte e interactuar con la gente que te rodea.

Aportarán mucho valor a tu día a día como emprendedor y te ayudarán a diferenciarte mucho de personas con una trayectoria académica y profesional semejante a la tuya.

Piensa en la cantidad de gente que hay en la actualidad ofreciendo sus servicios en las redes sociales.

Para ser visible a tus potenciales clientes, tendrán que darse cuenta de que existes: tendrás que diferenciarte de lo que están haciendo / ofreciendo el resto de profesionales de tu sector.

 

4️⃣  Estudia el mercado laboral, en busca de los perfiles más demandados

Este es uno de los puntos más peliagudos. ¿La razón? Hay que encontrar un equilibrio entre lo que te apasiona y se te da bien, con lo que demanda el mercado.

Porque sí, el negocio se monta para vivir de él; es un trabajo y, como tal, debe darte ingresos.

Si tienes la suerte de que el mercado paga por eso que tú haces como nadie, ¡enhorabuena!, ¡has triunfado! Pero no siempre es así; por tanto, tendrás que buscar ese equilibrio del que te hablaba al inicio.

 

5️⃣  Analiza tus fortalezas: si aún no has hecho tu DAFO, ya estás tardando

El análisis DAFO te ayuda a detectar cuáles son tus fortalezas y debilidades, para saber y poder comunicar qué te hace único.

DAFO corresponde a las Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades de un negocio, producto, marca o personal.

Para un emprendedor, es fundamental hacer este análisis, para tener una visión correcta del negocio.

Es una matriz con la que podrás ver claramente qué factores son los que te están perjudicando a la hora de lograr tus objetivos y cuáles son las cosas que te diferencian y te van a posibilitar ese cambio que tanto ansías.

– INTERNO: tendrás que potenciar tus fortalezas e intentar corregir tus debilidades.

– EXTERNO: será fundamental que conozcas las amenazas para acometerlas y, las oportunidades, para aprovecharlas

Es importante que definas el objetivo de tu DAFO antes de empezar a hacerlo.

 

6️⃣  Cree en ti

Emprender no es fácil, qué va; de hecho, es bastante complicado.  

Por eso, es fundamental que creas en ti y en tu talento.

Te va a tocar trabajar mucho y es posible que te asalten muchas dudas. Es justo en esos momentos cuando más tienes que creer en ti y en el camino que estás recorriendo.

 

7️⃣  Grábate esto: la formación no es un gasto; es una INVERSIÓN en ti

En un artículo anterior te hablaba del lifelong learning y te decía que, simplificándolo mucho, es un aprendizaje continuo o, mejor dicho, tener la inquietud y la disposición de aprender algo a diario.

Y es que, en la actualidad, la formación continua ya no es una opción; se trata de una necesidad, si quieres adaptarte al mercado laboral actual.

No solo eso: las ganas de aprender y mantener una actitud curiosa ante la vida, son dos aptitudes más que necesarias para emprender.

Cada vez que estás haciendo una formación, estás invirtiendo tanto en tu desarrollo profesional como personal, no lo olvides.

 

8️⃣  Toma acción

En más de una ocasión vas a tener miedo, pero que esto no te frene, que no te paralice. Ponte en marcha y haz cosas, aunque sea con miedo.

Nunca te quedes con el «¿Y si hubiese hecho tal cosa o tal otra?» Nada ni nadie te puede asegurar que lo que tienes en mente, tu proyecto va a salir bien.

Pero si tú estás convencido y quieres probar, hazlo; no te quedes con la duda.

 

9️⃣  Disfruta el camino

No esperes a conseguir aquello que te has propuesto para disfrutar y festejar; disfruta el camino de tu reinvención laboral y de la creación de tu emprendimiento.

Felicítate por cada uno de los pequeños (o no tan pequeños) logros que vayas consiguiendo en tu día a día.

 

🔟 Determinación y perseverancia

El emprendimiento, es una carrera de fondo, no un sprint.

Tienes que tener claro que lo inmediato no existe y que tendrás que perseverar y ser paciente, para conseguir, con el tiempo, lo que planeaste.

La determinación, es decir, el ser una persona osada y con valor, te ayudará en todo el camino, para no darte por vencido.

 

En resumen…

  • conócete: haz un análisis serio de tu persona; ten claras tus fortalezas y tus debilidades antes de empezar
  • toda tu vida profesional está compuesta de un montón de experiencia y de know-how que vas a poder aportar a tu emprendimiento
  • encuentra tu elemento diferenciador
  • haz un estudio de las profesiones que está demandando el mercado: buscas tener un negocio, no un hobby caro
  • evalúa tu situación económica y el colchón financiero del que dispones
  • prueba, intenta, haz,…no te quedes con la duda de haber intentado las cosas

 

Ahora, me gustaría que respondieses a una serie de preguntas que te hago y que te ayudarán a dar tus primeros pasos en tu proceso de reinvención profesional a través de un emprendimiento:

 

1️⃣ ¿Tienes claros tus objetivos?

2️⃣ ¿En qué destacas? ¿qué te apasiona? ¿cuáles son tus ventajas competitivas?

3️⃣ ¿En qué debes mejorar? ¿qué te está alejando de tus objetivos?

4️⃣ ¿Has hecho ya un estudio del mercado laboral?

5️⃣ ¿En qué te diferencias del resto?

6️⃣ ¿Has estudiado a tu competencia?

7️⃣ ¿Qué tal vas de habilidades tecnológicas?

8️⃣ ¿Qué colchón económico tienes para emprender?

 

Me encantaría que compartieses conmigo si vas a lanzarte este año a reinventarte profesionalmente a través de un emprendimiento y si, en ese camino, vas a ir de la mano de un mentor (o mentora) que te facilite la tarea.

Si es así, puedes contar conmigo para ayudarte en el proceso:

 

P.D.: Si quieres seguir profundizando en lo que te he contado en este artículo, te invito a que revises los recursos gratuitos que he preparado para emprendedores como tú.

Comparte esta entrada en tus redes sociales