fbpx

¿CUÁNTO CUESTA TENER UN NEGOCIO DIGITAL?

¿Tienes claro cuánto cuesta tener un negocio digital?

En este artículo, te voy a hablar de cuánto cuesta tener un negocio digital, porque creo que es una de las cosas de las que menos se habla a la hora de emprender. Y me refiero, no solo al famoso colchón con el que deberías contar, sino al resto de gastos asociados al negocio, que nadie te cuenta.

 

Pienso que es fundamental emprender desde la pasión y la vocación de servicio. Emprender siempre debería ser una opción; nunca debe ser una necesidad o una obligación, ¿no crees?

Y, para que puedas emprender desde ahí, es fundamental que tengas claros los pasos a dar a la hora de iniciar un emprendimiento:

 

1️⃣ piensa en lo que te apasiona y lo que haces bien.

2️⃣ busca en qué te diferencias, qué puedes aportar que no estén aportando el resto y, por supuesto, abraza esa diferencia.

3️⃣ analiza el actual mercado y estudia cuáles son los perfiles más demandados.

4️⃣ realiza tu análisis DAFO, para ser consciente de tus fortalezas y potenciarlas.

5️⃣ haz networking.

6️⃣ únete a la digitalización y la tecnología.

7️⃣ sé muy consciente de los gastos que implica.

 

Veamos los gastos en los que deberías pensar cuando te lanzas a emprender con un negocio digital.

En mi opinión, para poder emprender y, como te decía al inicio, necesitas tener un colchón económico. Puedes, durante un tiempo, compatibilizar tu trabajo por cuenta ajena con tu emprendimiento hasta que este último despegue, o utilizar una indemnización por despido, por ejemplo. Pero ten ese respaldo. Porque emprender, aunque sea en digital, no es gratis.

Como verás a continuación, he agrupado los gastos por áreas y, en cada una de ellas, te cuento en qué fase del proyecto tendrías que afrontar esas inversiones, para que puedas saber cuánto cuesta tener un negocio digital.

Ten en cuenta que, hay infinidad de herramientas y profesionales dentro de cada categoría. Corre de tu parte elegir los que mejor se adapten a ti y tu negocio.

Además, muchas de esas herramientas, tienen opciones gratuitas, que pueden ser más que suficientes para ti, si estás en fases iniciales del negocio.

 

1️⃣ ZONA DE TRABAJO

Es, quizás, uno de los gastos que menos se tienen  en cuenta y, sin embargo debería ser un «must have». Piensa que vas a pasarte mucho tiempo en ese espacio.

Necesitas una mesa de trabajo amplia, una silla en condiciones, ergonómica (olvídate de la silla del salón) y, cómo no, una buena iluminación.

Y, no menos importante: ¿tienes un portátil con la potencia suficiente que vas a necesitar?

 

2️⃣ FORMACIÓN

Cuando comienzas a emprender, una de las mejores inversiones que puedes hacer, imprescindible te diría, es contratar a un mentor o una mentora que te ayude a redondear y validar la idea de negocio que tienes. Piensa que es una persona que ya ha recorrido el camino que tú estás iniciando y que va a tener una visión mucho más amplia y objetiva que la tuya.

Pero, además de en la fase inicial, un mentor o una mentora, te podrá ayudar más adelante, si decides pivotar en tu negocio o si quieres escalarlo.

Aparte de esto, hay una serie de formaciones que es recomendable que hagas, porque te vendrán muy bien en el día a día de tu emprendimiento: storytelling, copywriting, marketing, redes sociales, ventas, email marketing, marca personal, etc.

Evidentemente, no podrás hacerlas todas o, al menos no todas a la vez, por lo que tendrás que hacerte un plan formativo según tus prioridades. Eso o delegar estas parte de tu negocio. En cualquier caso, como ves, es un gasto importante. Corrijo, es una inversión, en ti y en tu emprendimiento.

 

3️⃣ GESTORÍA Y CUOTA DE AUTÓNOMOS

Podrías prescindir de delegar el tema de las facturas, el IVA, los trimestres y demás. La cuestión es si estás dispuest@ a perder tiempo en cosas que ni te gustan ni van a aportar nada a tu negocio.

En cuanto a la cuota de autónomos, de eso no te libras. Su cuantía, va a variar, en función de la base de cotización que elijas.

 

4️⃣ WEB

Antes de hablarte de todos los gastos relacionados con la web, me gustaría comentarte que, empezar un negocio por una web, es como empezar una casa por el tejado.

La web no debería ser tu prioridad cuando comienzas con un negocio digital por varios motivos:

  • al empezar, hay que validar la idea de negocio. Por lo tanto, ¿qué pasa si no funciona o en poco tiempo te das cuenta de que no te gusta lo que haces?
  • no has tenido tiempo suficiente para analizar los resultados de lo que ofreces y mucho menos para diseñar una estrategia y un plan de acción.
  • te obliga a decidir el nombre de un dominio, el logo, colores de marca y tipografías, en una fase demasiado temprana del negocio, por lo que te he dicho antes.

Una vez superada esta primera fase de validación, será la hora de plantearse el tema de la web y todo lo que implica. Hay gastos muy evidentes y otros, que lo son menos.

Entre los evidentes, hosting y dominio. Te recomiendo que investigues y compara antes de decantarte por un hosting u otro.

Pero, ¿y las no tan evidentes? Tendrás que decidir si quieres gastar tiempo o dinero, es decir, si te haces tú la web o contratas a alguien para que te la haga. Y, pagar por ciertos plugins que necesitarás, sí o sí, para tu web.

Salvo que la escritura sea uno de tus fuertes, deberías contratar a un copywriter, para que los textos de tu web enamoren a tu audiencia.

¿Y qué me dices de las fotografías de marca personal que deben estar presentes en tu web? ¿Y de un especialista en SEO que te ayude a posicionar tu web?

Acuérdate, además, que antes te hablaba de tu logo, colores, tipografía…no caigas en la tentación de hacerte un logo en Canva, por ejemplo. Lo mejor es que contrates a alguien que sea experto en el tema.

Llegados a este punto, tienes ya tu estrategia de negocio, tu plan de acción definido y la web funcionando. ¿Cómo puedes proteger todo esto? Una de las maneras es registrando tu marca. En mi opinión es un dinero muy bien invertido, para no llevarte disgustos en el futuro, si alguien registra tu nombre.

 

5️⃣ PARA EL DÍA A DÍA

En función del trabajo que realices, tendrás más o menos necesidades. Te dejo aquí unas cuantas herramientas que es posible que vayas a necesitar en algún momento:

  • software de programación de reuniones (Calendly, TidyCal, etc).
  • licencias de programas, por ejemplo, AutoCAD, Solidworks, CATIA, Photoshop, etc.
  • plataformas de videoconferencias, como Teams, Zoom, Meet, etc.
  • para tus diseños en redes, Canva.
  • micrófono, aro de luz, trípode para el móvil.
  • aplicaciones que te ayudan en tus tareas diarias, como pueden ser Spoke, Marquiz, Gurugan, etc.

 

6️⃣ EL BACKSTAGE

En este apartado podría hablarte de luz, internet y demás, pero seguro que con eso ya cuentas, así que, aprovecho para recordarte la importancia de que tengas una plataforma de email marketing y que, además, cuando cuentes con un número significativo de clientes, te hagas con un CRM (Customer Relationship Management o Gestión de relaciones con clientes).

 

7️⃣VARIOS

  • comunidades de emprendedores.
  • campañas publicitarias (Google ads, Facebook ads, etc.).
  • herramientas de gestión de redes sociales (Metricool, Planthat, Publer, etc.).
  • libros de negocio, de desarrollo personal, de ventas.
  • alguna asociación de autónomos.
  • seguro de responsabilidad civil (si lo necesitas).

 

8️⃣ TOCA DELEGAR

Llegará un momento en el que consideres que es el momento de escalar el negocio, para lo cual, delegar, será casi imprescindible para ti. Profesionales como asistentes virtuales, project manager digital o community manager podrán ayudarte a que sea así.

 

Como ves, emprender no es gratis, pero espero que este artículo te ayude a tener claro los gastos que puedes tener y en qué momento tienes o te conviene afrontar ciertas inversiones.

Me encantaría que compartieses conmigo si ya tienes más claro cuánto cuesta tener un negocio digital y qué inversiones o gastos vas a hacer en tu negocio este año.

Comparte esta entrada en tus redes sociales